Tackle-epistolár

2do try de abril de 2018

A Bertha Fernández.

¿Qué pasaría si se invirtieran los papeles?
Que fuera Beatríz la que salvara a Dante del Averno.

Según algunos vatos que son expertos en literatura: Dicen que Dante solo vio una sola vez a Beatríz y le bastó esa sola vez para enamorarse.

Dante ya era un hombre comprometido y quiero pensar que fue esa la razón que le impidió tener un acercamiento a la morra aquella.

Quizá hubiera tenido la misma similitud de emociones; es decir se habrían quedado de igual forma, aunque hubiese sido Beatríz la que haya visto a Dante.

Lo cierto es que no sé que pretendo al hacer esta comparación entre Dante y Beatríz, le adjudico estas líneas a mi torpeza matinal y nocturna, sabiendo que estamos en horarios diferentes, porque estás del otro lado del mundo…

Si Beatríz hubiera sido practicante de ese juego que ocupaban los romanos como entrenamiento, esa actividad que era muy similar al Rugby y que según determinan muchos: Webb Ellis lo tomó como base para transformar un insípido juego de fútbol al juego que se vuelve un poema de largo aliento.

¿Qué podría ser en estas fechas? Ver correr a la pilar de las serpientes en vestido y con el gorro o casco de scrum, estár a la expectativa del mejor choque, verla cobrar el DROP después de anotar, como se hace tradicionalmente en el seven`s .

Mencionaba algo de la primera vez, porque solo bastó ver una vez a la pilar (Que en aquél momento creí que era apertura) de la que hablo, para comprender que la perfección tiene células regadas y ese día sin un microscopio, más que con el smog de la ciudad y mi base de 70 x 100 para distinguir desde la grada que puede ser un antídoto para la soledad que seré honesto; hacía juego perfecto con el cielo despejado y el frío que anunciaba ya la invasión del invierno a las orillas del otoño

Le preguntaría si quisiera tacklear mi soledad, sacarla de la cancha, aunque no haya riesgo, porque apuesto que esa tal soledad es muy lenta y a veces el marcador no da valor de 5 a un try sino 1 quizás 2, no lo sé… Bien a mí me gusta más defender el ruck igual y podría apoyarme sacando el balón mientras resisto el embate y no dejar que lo gane.

Justo escucho a Filio y está el estribillo de alguna canción y parte del coro habla de unos labios perdidos en Guadalajara, es curioso, quizás simbólico, me han pedido que durante este tiempo suspenda mis clases y que apruebe a todos… pero también me piden me aleje de un campo de rugby, cosa que no pienso hacer., Es como si a un par de zapatos le hiciera falta un calcetín, hablando de zapatos: Tengo esa curiosidad de preguntar “¿Puedo vendarte?” “¿Te acomodo el casco?” “¿Quieres beber agua?” “¿Te duele la tibia?” “¿Te sobo tus codos?” “¿Quieres hielo para que no se inflame?”

Habrá que jugar de manera abierta” me dice mi coach, que lástima que el tipo no sea buen consejero para el otro tipo de juego.

Es todo por ahora…

Salud y un abrazo, que seguramente ahorita es pasado del medio día por allá en tierra donde murió Bruce Lee solo imagino la rotación de la tierra y un scrum de 8 deteniéndola para buscarle pleito al tiempo.
Tampoco me atrevo a finalizar esta pequeña estafa epístola con el tradicional “Siempre tuyo”, aunque mi imaginación pocas veces me obedece y creo en estás fechas quiere cambiar de dueño o DUEÑA , no sé.

TRY

Gregory Quiñones Jarquin

Dime

A Xochilt García

Bella mujer Mazateca
dime el color de tus ojos
bella, bella mujer
¿Son tus labios rojos?

Te confesare mi verdad
Quiero verme reflejado
en tus ojos llenos de bondad
¿Que verdad has trazado?
Por bondad,
gurdame un pequeño  espacio
al que yo llame hogar,
no quiero un palacio.

Quiero tu presencia
total y solemne, no desaparezcas,
que nadie borre tu esencia
no mientras las flores estén frescas.

Para este invierno
aguarda mi amistad.
Aguarda el invierno
y guarda mi amistad.

 

Eleazar JRmz

 

Al mar I

A el mar.
Princesa del mar, no temas
estoy aquí para servirte,
estoy para calmar tus males.
Acercarte no temas, tengo mis poemas.
 
Tus labios, las olas, queman.
Mi piel que ansia en los mediodías
servirte, sublime dama, reman
hacia ti, porque están las almas vacías.
 
Antes de ti sollozaba
en el rincón de mi habitación
y tragedias al viento cantaba
por tu ausencia era mi maldición.